Mi tiempo en Nueva Lengua y mi vida en ella


Frantisek es un estudiante muy especial de Nueva Lengua, pues estuvo con nosotros durante 6 semanas, las cuales manifiesta con una sonrisa en su rostro, “fueron unas semanas llenas de mucha alegría y sorpresas”. Durante la entrevista con este caballero, pregunté ¿está usted contento con su tiempo en la escuela? Su respuesta fue muy clara y sincera, dijo: “estoy muy feliz por este tiempo aquí, de tener la oportunidad de conocer gente tan alegre, profesores excelentes y con mucha paciencia, interesados en los estudiantes y sus necesidades, y sobre todo con muchas emociones positivas, mi proceso no fue fácil pero mis compañeros me ayudaron mucho durante este tiempo”.

fran 5

Una sonrisa en su rostro lo identifica, una atención especial para los que lo rodean, una actitud amable y siempre caballeroso lo destacaron durante sus clases. Además, con él contamos con el privilegio de tener un estudiante de República Checa con nosotros, pues no es muy común,  sin embargo él manifiesta las ganas y el interés que tiene de dar  conocer la escuela Nueva Lengua a todos sus amigos que viven en República Checa y les dirá: “deben ir a estudiar a Nueva Lengua, pues, tiene profesores excelentes, la escuela es muy Bonita, Cartagena es maravillosa, el mar muy lindo y todo esto lo puedes encontrar en un sólo lugar”. Al finalizar esta frase dice que quiere recalcar que todo lo que dice es sincero y le nace del corazón, después de algunas miradas de sentimientos encontrados expresa que lo que más le gustó de Cartagena fue la escuela Nueva Lengua y su vida  en ella; “me sentí muy bien y cada día esperaba algo  nuevo porque es una ciudad de sorpresas, estoy fascinado con el centro histórico, sus casas y monumentos son espectaculares, la vida en las calles, los colores llamativos, la gastronomía y el ambiente seguro fueron cosas que realmente disfruté, especialmente de las personas y su actitud alegre todo el tiempo.

fran 4

Mi tiempo en la Cartagena se termina hoy, pero mi corazón siempre estará aquí, ahora solo pido que Medellín me reciba con los brazos abiertos como lo hizo la hermosa ciudad de Cartagena.

fran 2

Frank junto con su profesora de español, Cynthia Vidal.