La misión de aprender español y dejar huella en Colombia


La misión de aprender español y dejar huella en Colombia

 

Hay algunas misiones que son más fáciles que otras de realizar. En esta ocasión hablaremos sobre la misión que tienen dos jóvenes pertenecientes a la congregación de los Scalabrinianos, comunidad fundada en Piacenza Italia por el obispo Juan Bautista Scalabrini, con el fin de que los inmigrantes italianos conservaran su fe católica a donde fueran. Es por eso que, quienes pertenecen a esta congregación se dedican a ayudar a aquellas personas que por diferentes circunstancias se ven forzadas a dejar su lugar de origen en busca de oportunidades que les permitan ayudar a sus familias. A la vez que hacen esto, también desarrollan diferentes actividades en su comunidad y brindan ayuda a las personas necesitadas realizando otras obras sociales.

Esta es precisamente una de las varias misiones que tienen Dinh y Jovani, dos misioneros venidos, el primero de Vietnam y el segundo de Indonesia. Llegan a Colombia con un punto en común en los tres países: el consumo de arroz, el cual es ampliamente extendido en estas naciones. Al igual que Colombia, también son países tropicales que disfrutan de hermosos y exuberantes paisajes.

Pero ¿qué motivó a estos dos jóvenes misioneros a venir a este país suramericano para aprender el español? En primer lugar, su deseo de ayudar al prójimo, al migrante, a aquel que se encuentra en situación de vulnerabilidad, que se siente marginado, desplazado y en ocasiones a punto de perder su esperanza. También porque quieren estudiar teología en la Universidad Javeriana en Bogotá, y es por eso que, primero han empezado a tomar clases de español en una escuela local, para de esta manera adquirir un nivel de la lengua que les permita continuar con sus estudios, los cuales les tomarán alrededor de 5 años.

Para la mayoría de las personas no es fácil dejar su país, su familia, costumbres y en general todo aquello que por muchos años ha formado parte de su estilo de vida. Ellos han tomado la decisión de viajar con estos propósitos definidos, haciendo el esfuerzo que requiere esta labor, pero también entendiendo que es un llamado divino, el cual los ha traído directamente a Colombia. Tienen claro que quien siembra una semilla recoge sus frutos. En su caso, ya la sembraron al dejar sus países para venir a nuestra nación, y ya han comenzado a recoger los frutos de esta siembra.

Así que esta es otra de las misiones importantes que ellos tienen; aprender el español, que, a diferencia de otras lenguas como el inglés, el francés, y por mucho el portugués, que tienen palabras similares en español, el idioma de Vietnam y de Indonesia provienen de una familia de lenguas con un sistema totalmente diferente a las primeras mencionadas. Es por esta razón que, para los estudiantes de estos países, el esfuerzo es mayor al tener que aprender la lengua española.

Sin embargo, esto no es un obstáculo para Dinh y Jovani, quienes están decididos a aprender la lengua de Cervantes a como dé lugar, y para esto tienen la ventaja de estar en una situación de inmersión, además de formar parte del programa de español intensivo que están cursando, facilitando así la adquisición del aprendizaje del español, y ayudándoles a comprender la cultura del país, el modo de vida de sus habitantes y sus costumbres más comunes de su día a día, entendiendo que el estudio de una lengua incluye también el entender la manera en la que sus hablantes se comportan y la manera en la que la utilizan.

Entre sus hábitos está el levantarse muy temprano. De lunes a viernes a las 5 de la mañana ya están en pie, despertados por el frío capitalino que los lleva a tomarse el primer café de la mañana. Realizan su oración respectiva, celebran su misa y se preparan para ir a la escuela y tomar sus 4 horas de español. Por la tarde regresan a su comunidad y preparan diferentes actividades, relacionadas con la obra social y ayuda a comunidades de inmigrantes y desplazados, además de hacer las tareas de español asignadas por sus profesores. Su rutina no es rígida, pero son disciplinados; entienden que cada momento es importante, y cada instante vivido deben aprovecharlo al máximo. Muchas veces cuando se está en otro país diferente al propio, se valora más cada experiencia que se vive, por pequeña o insignificante que parezca.

Cuando sea el tiempo oportuno regresarán a sus países para visitar a sus familias y compartir con ellos un buen tiempo; por el momento, seguirán en el país cafetero, aprendiendo el idioma y los dichos de su gente, que los ha acogido de manera afectuosa, la misma en la que habrían acogido en sus naciones a un misionero colombiano que viajara allá.

Por ahora seguirán aprendiendo y perfeccionando el español y preparándose para comenzar en unos meses sus estudios de teología. Saben que es solo cuestión de tiempo para que puedan entender la manera en la que se comunican los colombianos, no solamente con sus palabras, sino con su lenguaje corporal, su mirada y su sonrisa, otro factor que tienen en común con los vietnamitas y los indonesios.

No es una misión imposible; es un asunto de ánimo y perseverancia, factores que acompañan a estos dos misioneros, quienes por el momento, lo que no entienden de manera natural usando el español, lo entienden a través del lenguaje de la fe, que es universal, motivados además por dejar huella en Colombia, a través de sus acciones en beneficio de aquellos que más lo necesitan; su prójimo.

La misión de aprender español y dejar huella en Colombia2

Aquí podemos encontrar los testimonios de Dinh y Jovan, hablando cada uno en su lengua materna, comentando cómo ha sido su experiencia en Colombia durante el tiempo que han estado aquí, y lo que esperan realizar en este país, durante el tiempo de su estadía.

Tan solo llevan un par de meses en Colombia, preparándose para ingresar a la Universidad Javeriana a estudiar Teología, pero se han adaptado rápidamente al país cafetero y ya se sienten como en casa.

Si quieres aprender español con un propósito definido o simplemente porque te gusta este idioma, puedes hacerlo en Nueva Lengua. Aquí encontrarás el curso ideal para ti, y conocerás la cultura y la manera de vivir de los colombianos, gente amable que te abrirá las puertas y te recibirá con una cálida sonrisa en cualquier lugar a donde llegues.

Todos los artículos de este blog han sido escritos por estudiantes de diferentes países que viajaron a Colombia para aprender español.
“ Viaja tu también y estudia español en NUEVA LENGUA

Síguenos en nuestras redes sociales:

instagramfacebookyoutube