La experiencia de toda una vida


La experiencia de toda una vida2

Cuando aprendes un nuevo idioma, se obtiene otra visión de la vida. Estudiar un idioma ayuda a comprender mejor un lugar, su gente y la sociedad. Nos abre a nuevas experiencias. Practicar un idioma nos permite explorar más. Tal es el caso de Debra McQueen, es una maestra de lectura en un colegio en Denver, Colorado – EEUU. Ella viajó a Colombia y estudió español en la escuela Nueva Lengua en la sede de Cartagena. En su testimonio, nos cuenta sus vivencias de aprendizaje durante su estancia en esta ciudad tan fascinante: “Tuve una experiencia increíble en Cartagena. Cuando comencé a planificar este viaje, visité el sitio web de Nueva Lengua y envié un correo electrónico de consulta. ¡Desde el principio, se encargaron de todo! Organizaron mi estadía en una casa de familia anfitriona con comidas y transporte hacia y desde el aeropuerto, y crearon un paquete totalmente asequible por dos semanas de español intensivo y baile”.

El servicio de alojamiento es un componente importante de nuestra escuela. Seleccionamos cuidadosamente las familias anfitrionas, así como las otras opciones. Los estudiantes tienen la posibilidad de vivir con familias colombianas, donde no solo pueden practicar el idioma español en un contexto real, sino que también tendrán la valiosa ocasión de experimentar la cultura colombiana. Al respecto, la alumna comentó: “Una vez que llegué, todo salió aún mejor de lo que podría haber esperado. Me presenté en casa de Juanita, la encantadora mujer en cuyo hogar me quedé durante dos semanas. Ella me recibió con una cálida bienvenida al instante. Había otros dos estudiantes en su casa y ella nos hizo sentir como una familia. Ella hablaba español exclusivamente, lo que nos ayudó a todos a mejorar nuestro español y profundizar nuestra inmersión. Y… ¡su cocina era divina! Nunca antes había hecho un alojamiento en familia, y lo recomiendo a estudiantes de todas las edades. Es una oportunidad tan maravillosa”.

En cuanto al proceso de enseñanza/aprendizaje en la escuela expresó que “Las clases en Nueva Lengua fueron tal como se prometieron: ¡intensas! Tomé clases privadas y grupales, y siento que una combinación de ambas es el camino a seguir. La intensidad de la experiencia privada realmente ayuda a concentrarse en sus necesidades únicas, y las clases grupales agregan el elemento social al aprendizaje que es tan esencial para la adquisición del lenguaje. ¡Cada maestro fue especial y talentoso! Los profesores están capacitados con los últimos métodos y hacen que las clases sean atractivas, activas y dinámicas. Nos animaron con altas expectativas mientras seguían creando un ambiente placentero. Aprendí mucho”.

A Debra le encanta bailar. ¡Lleva el ritmo latino en la sangre! Manifestó su alegría por las  lecciones de baile, dijo: “¡Guau! Con las clases realizadas en la azotea de la escuela bajo un toldo, incluso en el sofocante calor caribeño de la tarde, hay una brisa que viene del mar. ¡Definitivamente sudarás! María Alejandra, la instructora de danza, fue otro ejemplo de excelencia en la enseñanza: ¡clases divertidas y convertirme en una muy buena bailarina de salsa y bachata! También enseñó bailes regionales, de origen afro caribeño, lo que, una vez más, profundizó la experiencia cultural de la región”.

La experiencia de toda una vida

Durante la entrevista, también expresó su opinión sobre Cartagena de Indias: “Es una pequeña ciudad impresionante en el mar Caribe. Hace mucho calor y hay humedad. También es hermosa y colorida. La historia es admirable y encantadora; Hay excelentes museos, restaurantes con comida deliciosa y gente amable. Hay muchos lugares para beber ron y bailar salsa todas las noches de la semana. En el Castillo de San Felipe presencié un momento culminante, literalmente. Desde arriba vi la puesta de sol más hermosa con dos de mis nuevos amigos de la escuela. Cartagena no es más o menos peligrosa que cualquier ciudad del mundo. Mi familia anfitriona vive a unos  dos  kilómetros a pie de la escuela en un barrio no turístico. Me sentí muy segura caminando hacia y desde la escuela, ¡solo ten cuidado con el tráfico alocado! Tome precauciones normales: no pasee solo por la noche, no muestre su fajo de dinero, mantenga su bolso cerca de usted en multitudes, y estará bien. Nunca sentí ninguna amenaza de crimen violento, y la presencia policial fuera del distrito turístico también fue tranquilizadora”. En su última noche en Cartagena celebró en un bar con sus compañeros de clase Robert, Steven y Teresa.

Al final de su testimonio dijo que: “¡Absolutamente, incondicionalmente recomendaría Nueva Lengua a otros! Para una experiencia de inmersión completa en español, no puedo imaginar nada mejor!” Aprender un idioma significa aprender a conocer otra cultura desde adentro. Es una aventura continua que cambia tu forma de ver el mundo. ¿Te gustaría emprender esta aventura? ¡Vive la experiencia única de aprender español en Colombia! 

Todos los artículos de este blog han sido escritos por estudiantes de diferentes países que viajaron a Colombia para aprender español.
“ Viaja tu también y estudia español en NUEVA LENGUA

Síguenos en nuestras redes sociales:

instagramfacebookyoutube