Año nuevo, vida nueva…


Año nuevo, vida nueva…

 

Colombia es un país multicultural que alberga diferentes tradiciones por parte de sus habitantes y en el que se celebran muchas ferias y fiestas.

Es por esto que en el país existen entre 16 a 18 festivos anuales. Algunos de los más populares son: La navidad y el año nuevo, el día de los Reyes Magos, el domingo de ramos, el jueves y viernes santo, el día del trabajo, el día de la independencia, la batalla de Boyacá, el día de la raza y la independencia de Cartagena, entre otros.

Podríamos decir que básicamente existen dos tipos de fiestas: las fiestas religiosas y las fiestas patrias: las primeras debido a la tradición católica y cristiana ampliamente extendidas por todo el territorio nacional, algunas de las cuales mezclan las tradiciones de los pueblos indígenas, que conforman un buen número de la población colombiana. Por otro lado, las fiestas patrias se conmemoran por acontecimientos históricos que marcaron el rumbo de la nación y que han tenido influencia hasta el día de hoy. También hay otras que se celebran prácticamente en todo el mundo, como lo son el día internacional del trabajo, el año nuevo y la navidad.

Hoy hablaremos de una de las fiestas más importantes y representativas de las tradiciones colombianas y para ello revelaremos la experiencia de Antoine Delacarte en Cartagena celebrando el año nuevo. Él estuvo en la ciudad heroica en el mes de diciembre y puede dar fe de cómo allí la gente se divierte en gran manera.

Cada fin de año el corralito de piedra se viste de colores más de lo habitual para dar lugar a una de las celebraciones más populares en el fin de año: se trata de la fiesta de año nuevo, que deja atrás y con nostalgia el año moribundo y recibe con alegría el naciente, lleno de ilusiones y metas por cumplir.

Antoine es un joven francés, abogado de profesión allá, pero que por diferentes razones terminó en Colombia con el ánimo de emprender un nuevo negocio aquí, además de tener una razón sentimental para hacerlo, ya que su novia es colombiana. Estuvo en Cartagena entre diciembre del año pasado y enero del presente año para vivir en carne propia esta gran fiesta. Fue únicamente un par de días los que estuvo allá, pero fueron suficientes para contagiarse de la alegría del caribe colombiano y vivir momentos inolvidables que no había experimentado en otras celebraciones de año nuevo en su vida. Es decir que viajó a Cartagena para vivir el último día del año 2018, y festejó a su vez el primer día del año 2019.

Año nuevo, vida nueva….2jpg

Según el propio Antoine, la celebración del año nuevo en Cartagena es algo único; el ambiente festivo, la brisa del mar, el clima fresco y agradable de la medianoche y la alegría de la gente es una mezcla de sensaciones que hacen que las personas se sientan en un lugar como ningún otro.

No podía ocultar su emoción cuando el reloj daba la cuenta regresiva para despedir el año viejo y darle la bienvenida a uno lleno de sueños y nuevos proyectos; cuando todas las personas a una sola voz decían “feliz año”, mientras se abrazaban y brindaban con la bebida que tenían a la mano. Explosiones coloridas en el cielo que daban testimonio de la alegría vivida en ese momento, que hacían olvidar algunos tragos amargos del año recién terminado y que en algunos de los presentes se manifestaba con lágrimas de nostalgia, de esperanza o simplemente producto del alcohol ingerido, que en algunos ya era demasiado.

Esta sin duda ha sido para él una experiencia inolvidable que no había vivido antes. Un instante para dejar atrás los momentos difíciles vividos durante el año, y abrazar con fe la llegada del nuevo año. Siguió adelante con la ilusión de encontrar algo que hacer en Colombia, de darle un nuevo rumbo a su vida y lo logró. Ahora está desarrollando con unos amigos un proyecto de venta de alimentos orgánicos y va por muy buen camino. Ha estudiado y aprendido el español de manera particularmente rápida. Se ha adaptado a los cambios que demanda el vivir en otro país, sobre todo cuando las culturas son tan diferentes, como en el caso de la francesa y la colombiana.

Antoine ha visitado además otros lugares de la geografía nacional, y espera que el próximo año nuevo lo sorprenda en otro bello paraje de nuestro país, para seguir acumulando experiencias que lo hagan sentirse cada vez más colombiano. Se siente feliz de haber vivido su primer año nuevo en Colombia, y de haber comenzado una nueva vida. Como dice el popular refrán: “Año nuevo, vida nueva”. De esto él ha sido un fiel testigo.

Año nuevo, vida nueva….3jpg

Antoine nos comparte un poco sobre su experiencia en Colombia y las fiestas de año nuevo que vivió en Cartagena. También hace una invitación para todas aquellas personas que quieran venir a Colombia a estudiar español y conocer así la cultura del país, y de paso ir a conocer esta bella ciudad.

Si quieres conocer Colombia, saber acerca de la interesante mezcla multirracial que dio origen al país que hoy en día conocemos, interactuar con sus habitantes y ser partícipe de una de las muchas ferias y fiestas celebradas en Colombia, estudia y aprende español en Nueva Lengua. Será una maravillosa oportunidad para aprender uno de los idiomas actualmente más hablados en el mundo y conocer más acerca de las personas que lo hablan. Recuerda que aprender una nueva lengua es la puerta para conocer nuevas culturas.

Todos los artículos de este blog han sido escritos por los profesores de nuestra escuela y por estudiantes de diferentes países que viajaron a Colombia para aprender español.
“ Viaja tu también y estudia español en NUEVA LENGUA

Síguenos en nuestras redes sociales:

instagramfacebookyoutube